¡Precio rebajado!
PALABRAS. Muros de adobe Más grande

PALABRAS. Muros de adobe

Precio Lista: MXN 90.00
Precio Internet: MXN 65.00

Nuevo artículo

CIS035

En Existencia

Para el autor, la poesía es un acto de magia cuando uno la conoce, por lo que llega a convertirse en parte de uno mismo. La poesía genera transformaciones, quizás por ello en Palabras: muros de abode Francisco Javier Estrada nos recrea el mundo griego, haciéndonos viajas a través de su poesía, guiados por Odiseo, hasta las ruinas de Rodas o a la Eterna Roma de Lucrecia Borgia que rivaliza con Elena de Troya, pero que no se pueden comparar con la fidelidad de Penélope.

Más detalles

Disponibles:

Autor Francisco Javier Estrada
Páginas 112
Edición Año 1a. E. 2006
ISBN 9684765517

Para el autor, la poesía es un acto de magia cuando uno la conoce, por lo que llega a convertirse en parte de uno mismo. La poesía genera transformaciones, quizás por ello en Palabras: muros de abode Francisco Javier Estrada nos recrea el mundo griego, haciéndonos viajas a través de su poesía, guiados por Odiseo, hasta las ruinas de Rodas o a la Eterna Roma de Lucrecia Borgia que rivaliza con Elena de Troya, pero que no se pueden comparar con la fidelidad de Penélope.

Palabras: muros de adobe es un viaje poético a través de figuras griegas tan importantes como Safo o Ulises, son poemas de silencioso sonido que deja escuchar el llanto de las plañideras al rasgar esos muros en busca del que los atravesó en loca carrera por aferrar la voz amada. Es un viaje en medio del mar para los seres perdidos en la profunda oscuridad del Hades, aunque también acude a figuras del cristianismo.

En este libro, empujados por Eolo, autor y lector recorren Grecia, encontrándose con Afrodita, Pandora, Prometeo y a otros, como Ulises contemplando a Penélope vestida con tela transparente que anuncia su pasión, describiéndonos cuerpos de mariposas, ninfas y sirenas.

Palabras: muros de adobe nos permite saborear el vino de Baco, atrapa con su canto del mar a los pescadores de amores. Pero el imperdonable padre Cronos hace que el libro termine aunque el lector se quede con deseos de seguir navegando a través de él, no quedándole más recurso que releerlo y volver a gozarlo, sacándolo de su exilio interior.

Scroll