¡Precio rebajado!
CARTAS DESDE LA LOCURA Más grande

CARTAS DESDE LA LOCURA

Precio Lista: MXN 220.00
Precio Internet: MXN 155.00

Nuevo artículo

DIA040

En Existencia

El 27 de julio de 1890, en un campo de trigo de Auverssur-Oise, después de concluir su  inquietante Cuervos sobre el trigal, Vincent van Gogh se dio un tiro que dos días más tarde  le provocaría la muerte. En uno de sus bolsillos  traía, incompleta, la última carta a su hermano Théo, su mejor y quizá único amigo, cuatro años menor que él.

Más detalles

Disponibles:

Altura (cm) 21 cm
Anchura (cm) 14 cm
Grosor (cm) 1 cm
Peso (g) 242 g
Autor Vincent Van Gogh
Páginas 200
Edición Año 9a. E. Mar. 2018.
ISBN 9786079352752

El 27 de julio de 1890, en un campo de trigo de Auverssur-Oise, después de concluir su  inquietante Cuervos sobre el trigal, Vincent van Gogh se dio un tiro que dos días más tarde  le provocaría la muerte. En uno de sus bolsillos  traía, incompleta, la última carta a su hermano Théo, su mejor y quizá único amigo, cuatro años menor que él.

De igual forma, Vincent era para Théo algo más que un hermano mayor; tenían muchas cosas que comunicarse, ambos profundizaban sobre los temas más difíciles de la vida, haciéndolo a través de cartas. Cada carta del pintor holandés muestra una clara patología y, a la vez, una evidente confesión, sin el más mínimo orgullo, del malestar que lo estaba  rodeando, destruyendo y del cual no le era posible salir.

Las cartas que conforman Cartas desde la locura abarcan desde 1888 hasta el día de su muerte, fecha en que se encontró la última. Todas ellas muestran una situación furiosa y desesperada de la actividad del artista, así como un deseo de querer sobrevivir a las crisis a las que se veía continuamente agobiado. Esta correspondencia entablada entre los dos hermanos es el único punto de apoyo en la lucha contra las dos grandes realidades existenciales de Vincent: la pintura y la esquizofrenia. Las dos luchando dentro de él y tratando de imponer su voluntad.

Este epistolario, acompañado  a  menudo con  esbozos  del  progreso  de  sus trabajos, ha servido de base para  reconstruir gran parte de la vida de van Gogh. Por esta correspondencia nos enteraremos de sus preferencias artísticas, así como de su tormentosa existencia. Es un documento extraordinario sobre la vida de este pintor y tal vez  no exista ningún otro  epistolario (salvo Cartas a Théo) ni diario íntimo que permita captar tan íntimamente, a través de la límpida conciencia del artista, el proceso de su transfiguración pictórica.

Scroll